El sector textil se encuentra en un periodo especialmente complejo, con la globalización como factor determinante. Pero a la vez surgen nuevas oportunidades y retos que superar que potencian las iniciativas en las empresas y el de la sostenibilidad es uno de ellos que encaja perfectamente con la filosofía de los miembros del consorcio que forman el proyecto GOODFOOTEX.

Así, se ha establecido que la sostenibilidad es una oportunidad para ofrecer productos de mayor valor añadido que sean valorados por el consumidor final, no sólo por las propiedades terapéuticas y cosméticas que se le añadirán a las diferentes prendas, sino también por tener en cuenta  los procesos más agresivos con el medio ambiente y su posible modificación para conseguir métodos de fabricación, aditivación y de tintura/acabado más sostenibles.

El proyecto GOODFOOTEX tendrá en cuenta y evaluará la capacidad de reutilización/reciclado del producto durante su vida útil y al final de la misma, así como de los residuos y mermas que puedan generarse durante su fabricación.